Actualización de la guía de la CDC 2016 para la prescripción de opioides. Lo que necesitas saber.

Captura de pantalla 2016-04-28 a las 10.52.02 a.m.Los opioides son los fármacos con mayor potencia analgésica conocida y son usados desde hace aproximadamente 6,000 años en el tratamiento del dolor.

Hasta hace algunas décadas la OMS (Organización Mundial de la Salud) combatía en distintos países la llama opiofobia (el miedo irracional al opio y rechazo a recetar o suministrar estos fármacos). La opiofobia estaba basada en el potencial riesgo de dependencia, adicción y depresión respiratoria que pueden conllevar los opioides y repercutía en la calidad de vida de un gran número de pacientes con dolor severo. Debido a la opiofobia fármacos como la morfina estaban prohibidos incluso para pacientes con dolor crónico terminal por cáncer.

El programa de la OMS (WHO Cancer Pain Relief Initiative) rindió frutos y el consumo de opioides a nivel mundial aumentó más de 10 veces desde 1983 hasta la primera década de los 2000s. Más del 95% de dicho aumento se llevo a cabo en países y regiones primermundistas como: EUA, Canadá y la Unión Europea. Sin embargo el acceso a opioides continúa estando severamente restringido en más de 150 países.

 

¿Cuál es el problema actual y el porqué de la modificación de las guías?

En EUA el número de muertes por sobredosis de opioides se ha cuadruplicado en los últimos 15 años. La prevalencia de dependencia a los opioides en pacientes con dolor crónico no oncológico es hasta del 26%. Y uno de cada 550 pacientes con tratamiento a base de opioides muere por el uso de los mismos.

Las nuevas guías hacen hincapié en los siguientes puntos:

  • Se prefiere la terapia no farmacológica y farmacológica no opioide para el tratamiento del dolor crónico. Si se usan opioides hay que combinarlos con otras terapias.
  • Antes de iniciar opioides establecer metas realistas de tratamiento con el paciente y acordar suspensión de la terapia en caso de no alcanzarse dichas metas.
  • Antes de iniciar y durante el tratamiento con opioides discutir con el paciente los riesgos del uso de opioides.
  • Al iniciar la terapia se prefieren los opioides de liberación inmediata sobre los opioides de liberación prolongada.
  • Comenzar opioides con la dosis más baja con utilidad terapéutica.
  • Cuando se utilizan opioides para el tratamiento de dolor agudo debe usarse la dosis más baja y por el menor tiempo posible tomando en cuenta la enfermedad. En dolor agudo rara vez se requieren opioides por más de 7 días.
  • Se debe hacer evaluación en las primeras 3 semanas después de iniciar o escalar tratamiento y cada 3 meses o menos durante todo el tratamiento.
  • El médico debe considerar el ofrecimiento de naloxona en pacientes de alto riesgo de sobredosis.
  • Antes de iniciar tratamiento es recomendable realizar examen toxicológico de orina al paciente y también una vez al año después de iniciar el tratamiento con opioides.
  • Evitar el uso de benzodiacepinas durante el tratamiento con opioides.

Por último, la relación riesgo/ beneficio no es la adecuada para recomendar el uso de opioides para dolor crónico no oncológico, incluso distintos estudios argumentan que el uso de opioides en dolor crónico empeora el dolor y la funcionalidad del paciente. Sin embargo es importante destacar que el uso de opioides sí está recomendado para el tratamiento de dolor oncológico severo y no se debe negar el acceso de estos fármacos a dicha población de pacientes.

Sinapsis MX.

Bibliografía:

  • Frieden TR, Houry D. Reducing the Risks of Relief–The CDC Opioid-Prescribing Guideline. N Engl J Med. 2016 Apr 21;374(16):1501-4. doi: 10.1056/NEJMp1515917. Epub 2016 Mar 15.
  • Dowell D, Haegerich TM, Chou R. CDC Guideline for Prescribing Opioids for Chronic Pain – United States, 2016. MMWR Recomm Rep. 2016 Mar 18;65(1):1-49. doi: 10.15585/mmwr.rr6501e1.
  • Vector de infografía diseñado por Freepik: <a href=”http://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/infografia”>Vector de Infografía diseñado por Freepik</a>

Te invitamos:

The following two tabs change content below.

Alfredo Manzano

Alfredo Manzano. Alfredo Manzano es médico egresado de la Facultad Mexicana de Medicina de la Universidad La Salle, Ciudad de México. Actualmente realiza sus estudios de doctorado en Ciencias Biomédicas en el Instituto de Neurobiología de la UNAM, su área de investigación es el dolor, específicamente los mecanismos descendentes endógenos que lo controlan.

Share This Post

Únete a la discusión